Adrián

A- A A+

Adrián se dirigió al tren, buscó su asiento al lado de la ventana. Sacó el móvil para llamar a su chica, pero se dio cuenta de que no tenía batería; olvidó cargarlo la noche anterior.

— Esta tecnología de ahora, solo hace que seamos mas esclavos de nosotros mismos muchacho.

— Tiene razón señora, solo quería avisar de que ya estaba en el tren.

— El Ave va a llegar a la hora, para que complicarse tanto ¿verdad? Antes era todo mas fácil.

Se está perdiendo toda la magia con tanta tecnología, con Internet nadie se mira a la cara.

— Si le soy sincero, a mi novia la conocí gracias a Internet. Para mí eso sí fue mágico.

— ¿Internet? ¿Mágico? No te entiendo chico.

— No me refiero a Internet - con un gesto sutil, arrancó un trozo de papel de una revista que había en el bolsillo de delante. Lo arrugó con una mano y chasqueó los dedos con la otra. Al abrir la mano, apareció un cisne pequeñito. La señora empezó a reír, Adrián continuo:

— Soy mago, ella mirando mi página web, encontró el correo y llevamos un año en contacto. La busco entre el publico; pero no sé cómo es y ella no se acerca a mí. Una noche, después de un show, se acercó una chica y me dijo que le había gustado la actuación pero se fue tan rápido que no me dio tiempo a decirle nada. Luego me dijo que era ella. Al final hemos decidido vernos y hoy será ese día — El Ave se detuvo — ya hemos llegado. La señora empezó de nuevo a reírse y bajaron del tren, una chica se acerco sorprendida:

— Mama, ¿qué haces aquí? — y miró a Adrián con ojos vidriosos.

— Venia a darte una sorpresa y fíjate, me la has dado tú a mí, tienes un novio muy guapo.

La señora, tocando la cara de Adrián, le guiño un ojo y sonriendo le dijo: — ¡Magia!

Publicado por kheidar el

¿Te ha gustado?

Comentarios